martes, 29 de enero de 2013

Testimonio de un sobreviviente de la tragedia en la Disco Kiss en Brasil.

 
“Estoy traumatizado. Es difícil olvidar lo que vi. Vi víctimas con un lado de la cara derretido, personas que intentaban ayudar haciendo masajes cardíacos sin saber cómo hacerlo y que quebraban huesos”, dijo el analista de sistemas Max Müller, de 33 años.