domingo, 14 de noviembre de 2010

Sandrá Russo en Página 12. Para coleccionar.


"Estuve acordándome de una frase que le escuché a Cristina Kirchner en la campaña electoral, y que me quedó enganchada en la mente como un enigma al que ahora le encuentro sentido. “Yo no soy muy posmoderna que digamos.” No eran tiempos posmodernos los que vendrían, sino éstos, tan post fujimorianos. El tiempo y todo lo que cabe en él, desde el llanto a la risa, el debate, la protesta, el análisis, el ataque, la marcha, el grito, la discusión, ha adquirido bouquet. Hay iconos por todas partes. Hay banderas. Hay himnos. Hay danza. Los no lugares se han vuelto lugares llenos de gente que expresa voluntades. El peso de los cuerpos ha vuelto a reinar triunfante en la desolación de los artificios en los que nos disolvíamos. La plaza y la calle reemplazan al shopping. Y recién ahora, con esta vibración colectiva un poco abismal que va en subida, uno siente que le pone fin al ciclo terrible que empezó hace tantos años."

6 comentarios:

mujerdeole dijo...

Tenemos unas minas grossas Austerlitz, te dejo unas palabras de Adriana Varela en una nota que le hicieron en estos días en la revista Veintitres, que van en la misma sintonía:
" Muerto Kirchner había que bajar el nivel apocalíptico que se empezaba a sentir. El otro día sentí que habíamos estado patentizados desde el ’76 hasta ahora. Mientras tanto nos casamos, tuvimos hijos, hicimos el amor, vimos a Fellini, a Picasso. Pero ideológica y políticamente permanecimos estáticos hasta el día del velorio de Néstor. Ahí volví a ver esa pulsión de la juventud; la necesidad de cambiar el mundo, el fervor, la pasión, la calentura."

Grossas... y la más está en el sillón de la Rosada.
Abrazo

austerlitz50 dijo...

Tiene razón Varela también en lo que dice. Y sí... "Mujeres son las nuestras.." jajaj!!


Abrazo.

emeygriega dijo...

Qué sintético lo de reemplazar el shoping por la calle y la plaza.
Es un sueño que todavía no podemos creer.

austerlitz50 dijo...

Ha habido muy buenos textos estos días en Página12. Los que escriben bien mejoran (verbistzky, wainfield), los que no, sorprenden, (Bruschtein). Bien!

Anónimo dijo...

Eu tenho alguma sabedoria maravilhosa.

austerlitz50 dijo...

Eu no duvido anónimo. Benvindo :-))