jueves, 4 de marzo de 2010

Este es el rinoceronte bebe que Eme(ygriega) me va a traer de Sudáfrica. En casa esperamos ansiosos. No pensé que era tan chiquito. Es un loquito.

Ya le preparamos la "pieza". Vamos a ver si se adapta. Seguramente contrataré un flete grande para traerlo desde Ezeiza. Esperemos que no haya piquetes ese día. Va a estar la prensa. Lo pasarán por televisión. Va a ser como esa actriz que en los 50´s, llevó el primer bebé panda a EEUU.

10 comentarios:

NINA dijo...

Se va a re adatar en la pieza perfeto!!!

jaja..

Saluti

austerlitz50 dijo...

le puse un poco de pasto y paja para que se tire. Espero que no extrañe demasiado de noche, a ver si se larga a llorar.

La candorosa dijo...

Que bonito regalito!!!

Yo quiero uno también!!!(?)

Besotes!

Adolfo Calatayu dijo...

Y un cd con sonidos "autóctonos" de la selva no ayudaría?
Que genial el coso eso que no tengo idea de cómo se llama con la música de George !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
capo ahhhhhhhhhhhhhh
Abrazoooooooooo

emeygriega dijo...

Lo pedís, lo tenés! Soy muy generosa a la hora de traer sourvenirs de mis viajes y tu pedido fue expreso y sentido.
Habéis pensado en el nombre, cariño?
Dónde ha de dormir cuando crezca?
Te adelanto que come como termita.

emeygriega dijo...

Lo que te adelanto es que tiene posición política tomada. En el canil, cuando embarcamos, decía: gorilita, querer comer gorilita.
Parece que es su platillo favorito.

austerlitz50 dijo...

Rino,o Bómbolo de nombre para no ponerle ninguno de esos nombre raros, que la gente usa para darse corte. Cuando crezca veremos, pero ahora que lo tenemos, que sea la excusa para empezar a vivir en el eterno presente. Mañana Dios proveerá.
¿Come gorias?, Ah bueno... acá no le va pasar hambre, entonces.

antonilópez dijo...

Un bebé muy mono, me encantan los animales, me ha gustado el post. Un saludo

austerlitz50 dijo...

Gracias, antoni, bienvenido al blog, pasate cuando quieras.

austerlitz50 dijo...

El tema es ver en unos meses Adolfo, crecen rápido estos loquitos, yo tuve uno grande, lo sacaba a pasear por Olivos, pr la zona de "la Nelly". Una vez se puso nervioso por unos perros, y embistió contra un pelotero, unos de los chicos fue encontrado a los tres días en un gomero de Vicente López